Toggle menu
(56 2) 22649294
Elección del tipo de servidor

Elección del tipo de servidor

Posted by Carlos Zerpa on 24 05 2018

La elección de un servidor dependerá del uso que se le vaya a dar, la criticidad de la información a manejar e incluso del espacio disponible. Es importante tener en cuenta las aplicaciones que se ejecutarán y la cantidad de usuarios que las utilizarán. Por ejemplo, existen aplicaciones que requieren poco procesamiento como los trabajos de impresión, compartir archivos de texto y hojas de cálculo, en este caso basta con un servidor sencillo que tendrá un costo menor. Si se requieren tareas de mayor complejidad, como el manejo de grandes cantidades de datos o imágenes, se necesita una máquina con una capacidad de procesamiento mayor y acompañarla de una infraestructura de redes adecuada.
También se debe considerar el tiempo de funcionamiento requerido. Si las funciones de la empresa dependen del servidor y este debe estar disponible 24x7 todo el año, será necesario considerar una arquitectura que permita replicar la información y al menos dos servidores que puedan alternar en caso de falla de uno de ellos.

A continuación describimos tres tipos de servidores:

Servidor Torre

Con la apariencia de un PC, estos servidores generalmente tienen una configuración básica con todos los componentes tradicionales: disco duro, placa, base, CPUs, placa de red, etc.

Los servidores torre son recomendables para PYMES que cuentan con un espacio físico limitado y requieren centralizar su información facilitando la localización de documentos y aplicaciones comunes dentro de la organización. Al tener el servidor local facilita el monitoreo y mantenimiento de los recursos de la red corporativa, además disminuye la vulnerabilidad a invasiones y ataques.

Servidor Rack

Tienen este nombre porque pueden ser instalados en un rack (soporte metálico que permite instalar varios dispositivos).

Este tipo de servidor utiliza el espacio de manera eficiente y ofrece una administración centralizada de cables y servidores. Además, la configuración de un servidor Rack aumenta la escalabilidad de la infraestructura, pues posibilita añadir nuevos servidores según sea necesario y conectarlos todos a un almacenamiento externo, por ejemplo a un centro de almacenamiento anexado a la red (NAS) o a una red de área de almacenamiento (SAN).

Los servidores Rack son limitados en cuanto a la cantidad de drivers y placas de memoria adicionales que se pueden instalar, son ideales para Data Centers con almacenamiento externo.

Estos servidores son ideales para las empresas que quieren maximizar el espacio de un Data Center centralizado o necesitan de flexibilidad para mezclar, combinar aplicaciones y cargas de trabajo. Lo son también para las que necesitan una gran capacidad de almacenamiento interno dedicado exclusivamente a los servidores.

También son indicados para pequeños negocios que disponen de un departamento de TI con buenos conocimientos sobre servidores o empresas de tamaño mediano que necesitan varios servidores.

Servidor Blade

La hiperconvergencia se refiere a la unión de varios componentes (computación, almacenamiento, redes, etc.) en un solo chasis. Los servidores en Blade que ofrecen algunas marcas fueron las primeras soluciones convergentes.

Estos servidores tienen la forma de pequeñas cajas y están proyectados en módulos. Permite acomodar más servidores en un espacio de menor tamaño. Un gabinete Blade está compuesto por servidores Blade, equipo de almacenamiento de datos, componentes de energía, unidad de enfriamiento y ventilación, red y otros controlados por un sistema de administración integrada.

Con un servidor Blade es posible agregar otros componentes de red, como switches Ethernet, firewalls y balanceadores de carga dentro de un mismo gabinete de servidor.

La infraestructura Blade generalmente requiere menos espacio de rack que los servidores Rack. Usa menos energía por servidor ya que estos comparten la energía y el enfriamiento, lo que disminuye el calor y gastos de enfriamiento. Existe un solo cableo a través del chasis, que a su vez suministra toda la energía, el enfriamiento, las entradas, las salidas y la conectividad para todos los dispositivos del gabinete, por lo que no es necesario instalar nuevos cables cuando se agrega un componente. Algunos gabinetes son capaces de aumentar en más del 60% la cantidad de servidores de una empresa. Por ello, son ideales para empresas con una mayor cantidad de usuarios y que utilizan mayor capacidad de procesamiento o almacenamiento de datos, pues dichos servidores ofrecen más poder computacional al optimizar el espacio, la energía y el sistema de enfriamiento.

En RedCetus te ayudamos a elegir el servidor adecuado contáctanos y te asesoramos.

ventas@redcetus.cl